El 30 de noviembre de 2013 el actor Paul Walker estuvo involucrado en un accidente de auto que le quitó la vida a él y a su amigo, Roger Rodas, que conducía el vehículo. Tenía 40 años de edad y toda una vida por delante.

Aunque muchos lo recuerdan por su papel como Brian O’Conner en la saga “Rápido y Furioso”, el actor ya tenía una larga carrera de por medio. Actuó desde niño en comerciales de televisión e incursionó en el cine con películas como “Bajo cero”, “Timeline”, “Inmersión letal”, “Nunca juegues con extraños” y “La prueba del crimen”. Lo que pocos sabían es que Paul era biólogo marino y modelo antes de convertirse en actor.

En el cuarto aniversario de su muerte, que ocurrió mientras estaba de descanso durante la filmación de la séptima película de la saga “Rápidos y Furiosos”, el elenco le rindió homenaje al actor en Instagram.

Al publicar una foto suya con Walker, Vin Diesel, aún con el corazón roto, citó una línea de la última aventura de Dominic Toretto con Brian O’Conner:

No importa dónde estés, si estás a un cuarto de milla o al otro lado del mundo, siempre serás familia.

Y no solamente sus colegas le rindieron tributo, sus fans de igual forma inundaron las redes sociales con mensajes dedicados a quien fuera su ídolo en la pantalla grande:

Desde su trágica muerte en medio de un accidente automovilístico, causado por el exceso de velocidad, mucho se habla de la relación que hay entre su papel como un corredor clandestino de autos y su fallecimiento, ¿crees que tenga algo qué ver?

Fuente: Vin Diesel / Instagram.

Share
Categorías: Vida

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds