Cada persona tiene una flexibilidad innata, y es por eso que los niños fácilmente se doblan y se ponen las piernas sobre la cabeza. Con el paso del tiempo, perdemos nuestra flexibilidad natural y movilidad articular. El trabajo de oficina también empeora la situación. Finalmente, encontramos que es difícil enderezar nuestra espalda o imposible cerrar un vestido con la cremallera.

Tenemos 5 ejercicios que te ayudarán a probar la flexibilidad de tu cuerpo y adivinar tu grupo de edad. Estate preparado, los resultados pueden ser desagradables. Calienta antes de probar los ejercicios: puedes saltar y hacer sentadillas y balanceos de piernas.

Revisemos la flexibilidad de tu articulación del hombro.

Probemos esto:

Izquierda y centro perfecto. Derecha necesita mejorar.

  • ¿Fue fácil? ¡Felicidades! O te va bien o eres joven.
  • “Lo hice, pero fue bastante desafiante”. Necesitas practicar más.
  • Si fue muy difícil, agarra cuidadosamente los codos con las palmas de las manos detrás de la espalda. Permanece en esta posición durante unos minutos. Practica más si no deseas experimentar síntomas de hombro congelado.

Vamos a comprobar la flexibilidad de tu columna vertebral.

Probemos esto:

Bien (izqda), excelente (dcha).

  • Si puedes poner toda la palma de tu mano en el suelo, ¡es genial! No tienes más de 25 años y te estiras regularmente.
  • Si tocas el suelo con los dedos, está bien, pero necesitas practicar.
  • Si no puedes tocar el suelo, necesitas hacer ejercicio. Tus articulaciones de la columna vertebral probablemente están cerca de hacerse amigas del sofá, la manta caliente y tejer.

Revisemos la parte delantera de tu cuello y la flexibilidad de tu cintura escapular.

Probemos esto:

Necesita mejorar (izqda), perfecto (dcha).

  • Si no puedes tocar tus talones, no te esfuerces demasiado. Inclínate hacia atrás, sosteniendo la espalda con las manos. Necesitas trabajar en tu flexibilidad. Definitivamente no eres un adolescente.
  • Es genial si fue fácil. ¡Felicidades! Sal de la postura lentamente.

Revisemos la flexibilidad de la articulación de la cadera.

Probemos esto:

Necesita mejorar (arriba), perfecto (abajo).

  • Si puedes tocar tu rodilla con la frente y permanecer en esta posición por lo menos 2 minutos, ¡podemos felicitarte! Tu edad física está cerca de la edad escolar.
  • Si no puedes tocar tu rodilla o tu pierna involuntariamente se dobla, tus articulaciones no son móviles y los músculos de tu muslo posterior no son lo suficientemente elásticos.

Revisemos la flexibilidad de tu articulación de rodilla.

Probemos esto:

Posición de inicio (arriba), variante ideal de ejecución (abajo).

  • Cuando eres joven, este ejercicio no es difícil. Al dar pequeños pasos, te sales de la postura de flexión de brazos y realizas fácilmente la postura de “letra A”.
  • Después de 30 años, es difícil pasar esta prueba sin doblar los codos, las rodillas y la espalda. Ten en cuenta este problema y presta más atención al estiramiento.
  • Si fallaste esta prueba, probablemente tengas más de 50 años y no practicas ningún deporte.

¿Cuál fue la tarea más difícil para ti? Comparte en los comentarios. Averigüemos qué parte del cuerpo es menos flexible según las estadísticas.

Fuente: depositphotos.

Share
Categorías: Uncategorized

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds