Las enfermedades cardíacas son una de las principales causas de muerte en todo el mundo, cerca del 25% de los desenlaces mortales ocurren por esta razón. Sin embargo, el 90% de las ECV (enfermedades cardiovasculares) pueden prevenirse con ayuda de una alimentación equilibrada, ejercicio físico y la eliminación de malos hábitos.

La enfermedad de las arterias coronarias (EAC) es una enfermedad que combina arteriosclerosis coronaria, estenocardia e infarto de miocardio. En medio de la acumulación de placas de colesterol en las paredes coronarias de las arterias, las arterias del corazón se estrechan y el flujo de sangre empeora. Eventualmente, las placas solo crecen, bloqueando los flujos de sangre. Como la mayoría de los medicamentos no son capaces de disolverlos, las probabilidades de un ataque cardíaco se vuelven espantosas.

Un ataque cardíaco es especialmente insidioso porque puede ocurrir de manera impredecible. Además, el 20% de los infartos son asintomáticos. Tales ataques cardíacos “silenciosos” dañan la condición de salud de la persona. Por eso es de crucial importancia que conozcas los síntomas que te pueden alertar sobre un posible ataque cardíaco. Aquí están las 6 advertencias del infarto de miocardio.

1. Presión en el pecho

No debes ignorar la presión o el dolor en el pecho. Es una señal clara de que tienes un problema cardíaco que necesita atención inmediata. El dolor frecuente en el pecho es una señal de que un ataque cardíaco puede ocurrir en cualquier momento. Si el dolor se propaga a los brazos, espalda, hombros y cuello, ¡es una razón para llamar a una ambulancia inmediatamente!

2. Falta de aliento

El corazón y los pulmones trabajan en tándem, por lo que los problemas con un órgano pueden influir en los problemas con otro. El estrechamiento de las arterias bloquea el flujo normal de sangre. En medio de este hecho, tus pulmones no reciben suficiente sangre y literalmente empiezas a asfixiarte.

3. Fatiga idiopática

Juta//Shutterstock.com

Si despiertas ya cansado y sientes falta de fuerzas para hacer tu trabajo diario habitual, puede ser una señal de un ataque cardíaco inminente. El cansancio excesivo indica que el corazón se esfuerza más para bombear sangre.

4. Síntomas de gripe o resfriado

Puede sonar extraño, pero la mayoría de los pacientes, que sobrevivieron a un ataque cardíaco, afirman que sintieron síntomas de gripe o resfriado antes de enfrentarse a un ataque cardíaco.

5. Sudores fríos

El sudor frío es un síntoma bien conocido de un ataque cardíaco. Significa que tu corazón no recibe suficiente sangre oxigenada. Tu cerebro comienza a sufrir por la falta de oxígeno y la falta de circulación sanguínea hace que tu conciencia se vuelva confusa y brumosa y empieza un sudor frío en la frente. También puedes experimentar hinchazón en los pies y piernas al final del día.

6. Cambios de humor

Photographee.eu//Shutterstock.com

Una sensación de miedo infundado que no te deja es un signo de déficit de oxígeno. Si tu estado de ánimo salta de sereno y feliz a ansioso sin ninguna razón, puede ser que tu organismo te advierta acerca de un ataque cardíaco inminente.

Por supuesto, un solo síntoma no significa que tendrás un ataque cardíaco. Pero con su ayuda, tu organismo te hace señales de advertencia y pide ayuda. Recuerda, todos estos síntomas son indicios que debes tener en cuenta y buscar la razón del malestar en lugar de tomar analgésicos para eliminar el dolor. Escucha a tu cuerpo y se saludable.

Fuente: earthables.com.

Share
Categorías:Vida

Video