videoPlayerId=747f12cc8

Ad will display in 09 seconds

Cuando un arco iris apareció a lo lejos cerca de Millbrook, Ontario, fue una gran oportunidad para poner el dron en el aire y captar el espectáculo.

Este Phantom 3 fue lanzado desde un patio trasero en medio de una granja y llevado a una altura de 220 metros para un vuelo que superó los 3.2 km en dirección al arco iris.

El don fue a darse la vuelta de 2 millas (3,2 km). El piloto pulsó el botón “volver a casa” y esperó ansiosamente mientras el cuadricóptero se giraba y se dirigía de vuelta a su punto de despegue.

A su regreso, filmó una espectacular puesta de sol en el oeste; un vuelo de dos por uno. Debido a que el dron había estado fuera de la vista por tanto tiempo y estaba más lejos de lo que jamás había volado, este operador estaba muy nervioso acerca de si lo volvería a ver.

Eventualmente, el gemido de las hélices que venían del este tranquilizó a nuestro piloto y le aseguró que todo estaba bien. Lo que fue captado fue un material realmente precioso.

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds