Mi vida ahora mismo es pasar saltando de una boda lujosa a otra, pero no siempre fue así.

Tuve mi primera cámara cuando tenía 11 años. Estaba completamente enamorado de la cultura del skateboarding, y los fotógrafos de la industria en ese momento. Soñé con fotografiar el patinaje para ganarme la vida y traté sin descanso de hacerlo en esa industria.

Para cuando tenía 16 años abandoné la escuela preparatoria y vivía en las calles del sur de California. Durmiendo en parques públicos y sofás de amigos, persiguiendo mi sueño de ser un fotógrafo del patinaje.

A los 18 años de edad, y aún sin ser un fotógrafo profesional de skate, decidí que era el momento de cambiar, tomé mi maletín y decidí ir a San Francisco y convertirme en fotógrafo de bodas. Pasé semanas viviendo en un auto y usando Starbucks como mi oficina. Poco a poco, usando mi portafolio de skateboarding como mi única referencia, pude empezar a conseguir clientes, convirtiendo las bodas en mi trabajo a tiempo completo.

Hoy tengo 24 años. He viajado a 12 países, en 4 continentes, todo gracias a las fotografías de bodas. Estoy tan orgulloso de decir que tengo el mejor trabajo que podría haber imaginado. ¡Incluso mejor que el skateboarding para vivir!

Más info: iluminastudios.com

Un autorretrato

#1

Fuente: Report.

#2

Fuente: Report.

#3

Fuente: Report.

#4

Fuente: Report.

#5

Fuente: Report.

#5

Fuente: Report.

#6

Fuente: Report.

#7

Fuente: Report.

#8

Fuente: Report.

#9

Fuente: Report.

#10

Fuente: Report.

#11

Fuente: Report.

#12

Fuente: Report.

#13

Fuente: Report.

#14

Fuente: Report.

#15

Fuente: Report.

#16

Fuente: Report.

#17

Fuente: Report.

#18

Fuente: Report.

#19

Fuente: Report.

#20

Fuente: Report.

#21

Fuente: Report.

#22

Fuente: Report.

#23

Fuente: Report.

#24

Fuente: Report.

#25

Fuente: Report.

#26

Fuente: Report.

#27

Fuente: Report.

#28

Fuente: Report.

#29

Fuente: Report.

#30

Fuente: Report.

#31

Fuente: Report.

Share
Categorías: Historias

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds