Una ballena beluga que vive en cautiverio con delfines nariz de botella ha sorprendido a los investigadores después de que se registrara hablando su “lenguaje” único.

La criatura marina fue trasladada al delfinario de Koktebel en Crimea en noviembre de 2013, cuando tenía cuatro años de edad, donde fue monitoreada por científicos.

A pesar de algunas dificultades iniciales, la ballena se integró rápidamente en la manada, que constaba de un macho adulto, dos hembras adultas y una joven, según Elena Panova y Alexandr Agafonov, investigadores de la Academia Rusa de Ciencias de Moscú.

En la imagen: una ballena beluga

En cuestión de meses, la ballena comenzó a imitar a los delfines antes de perder su “lenguaje” característico, reportó Science Alert.

“Dos meses después de la introducción en una nueva instalación, descubrimos que comenzó a imitar los silbidos de los delfines, mientras que un tipo de sus propios llamados parecía desaparecer”, señalaron los investigadores.

Además, agregaron: “La inspección de las grabaciones de audio hechas antes y después de la introducción de la beluga reveló que la imitación de las especies cruzadas no era recíproca”.

“Mientras que las imitaciones fueron regularmente detectadas entre las vocalizaciones de la beluga, sólo encontramos un caso en el que los delfines producían llamadas cortas que se parecían (pero no eran idénticas en parámetros físicos) a las de la beluga”.

En la imagen: delfines nariz de botella

Aunque este animalito fue capaz de imitar efectivamente a sus compañeros, no se sabe si la criatura fue capaz de entender el lenguaje.

Estos, también denominados “canarios de mar”, hacen una amplia gama de silbidos, gruñidos y chasquidos, y utilizan la ecolocalización para navegar bajo el hielo y encontrar presas en aguas turbias.

Asimismo, mayormente comen pescado, calamares, crustáceos y pulpos y tienen 34 dientes diseñados no para masticar, sino para agarrar y desgarrar presas.

Share

Video