Mery Gooden era una anciana que vivía en soledad.

Dentro de su rutina de trabajo, un agente de seguros la iba a visitar de vez en cuando y en sus conversaciones podía sentir la tristeza profunda que inundaba a la mujer.

Los momento de las despedidas eran los más difíciles.

En el aire se respiraba cierta melancolía que, sin decir nada, con la mirada igual se transmitía.

Un día, la anciana abrió un poco más su corazón y le confesó al agente que siempre había querido tener flores pero que aún la vida no se las había acercado…

En ese instante, el agente comprendió qué debía hacer por esa mujer mayor.

Esperó entonces el día en que no estuviese en su casa…

¿Qué crees que ocurrió?

En este video, te encontrarás con un final radiante, donde la amargura se transforma en flor.

No te lo pierdas, ¡también puedes asomarte al sol!

videoPlayerId=77413dd84

Ad will display in 09 seconds
Share
Categorías: Historias

Video Destacados

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

Esta mulher cuida de alguns animais muito especiais em forma e tamanho. Que curioso!