En 1989 Luis Miguel realizó una entrevista en el programa “Aquí está” de Verónica Castro. Al principio parecía como una más de las que estaba acostumbrado a hacer, pero que en cada pregunta que contestaba reveló las verdades que lo afligieron toda la vida y que nadie advirtió.

En el programa hablaron temas sobre cómo manejaba tanta fama, qué sentía con tanta gente queriéndolo a su alrededor, entre otros temas. Pero una de las preguntas que hizo la conductor hizo afligir al cantante, más precisamente cuando le preguntó sobre la relación que tiene con su madre.

A sus 19 años, “El Sol”dio detalles de la mala relación con su padre por muchos años y de lo triste que sentía al no tener cerca a Marcela Basteri, y sobre cómo sobrellevaba tal distanciamiento con su padre y la ausencia de su madre.

“Extraño mucho a mi madre, más bien yo diría que es a la que más extraño, es a la que menos tengo oportunidad de ver”, fueron algunas de las declaraciones que dio ‘Luismi’.

“Siempre he admirado a mi madre porque siempre le ha importado más el lado personal que el lado profesional”, dijo el cantante intentando mantener la aflicción que le generaba por la nostalgia de recordar a su madre.

“Mi padre también ha sido importante en mi vida, lo que pasa es que solo en el sentido profesional”, aclaró luego de haber explicado que la relación laboral entre ellos fue la cual fue en parte la causante de sus disputas.

En aquel momento el cantante confesó un gran pesar que lo llenaba de tristeza sobre su pasado y las disputas que lo marcaron para siempre, pero nadie advirtió qué era lo que realmente estaba pasando.

videoPlayerId=fa1eac33f

Ad will display in 09 seconds
Share
Categorías: Estrellas

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds