Las condiciones que tienen los suelos desérticos para su uso en la siembra, son extremadamente pobres ya que la baja cohesión de los granos de arena impide que se pueda dar una alta retención de líquidos que nutra los cultivos.

Es por ese motivo que los Emiratos Árabes Unidos, un país que es mayormente desértico, tiene que importar un 80 por ciento de sus alimentos y los alimentos que se cultivan allí tienen un alto costo por el excesivo uso de agua requerido para procurar las cosechas.


No obstante, si los costos generados por la importación de alimentos pudieran remediarse eso sería una excelente noticia para estos países de suelos desérticos.

En procura de una solución a dicha problemática, el noruego Kristian Morten Olesen, un científico de suelos, ha desarrollado una técnica que mejora altamente las condiciones de los suelos y les permite alcanzar niveles de retención de aguas muy por encima de los niveles de los suelos arenosos.

Kristian Morten Olesen

Olesen ha patentado un proceso en el que se mezclan nanopartículas de arcilla con agua que se unen a las partículas de arena con el propósito de acondicionar eficazmente los suelos desérticos.

De acuerdo con declaraciones publicadas en el portal Play Ground, Olesen dice que: “El tratamiento proporciona a las partículas de arena un recubrimiento de arcilla que cambia por completo sus propiedades físicas y les permite unirse con el agua. Este proceso no implica el uso de ningún agente químico. Podemos cambiar los suelos arenosos de baja calidad en tierras agrícolas de alto rendimiento en solo siete horas”.

Su producto, al ser probado en un huerto de control, ahorró el consumo de agua en cerca de un 50%, lo que permite que las superficies tratadas con ciertas cantidades de agua en entornos desérticos puedan duplicarse con su mezcla arcillosa. El único problema hasta el momento es el costo de dicho producto que va desde los USD 1.800 hasta los USD 9.500 por hectárea.

Share
Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más