Los pantanos de turba tienen un aura de misterio, especialmente en Europa, el Reino Unido e Irlanda. Las condiciones en estos pantanos son perfectas para conservar muchos objetos, incluyendo la “mantequilla de pantano”, que es una sustancia cerosa antigua que consiste principalmente en productos lácteos o carne enterrada en el pantano para su conservación. El año pasado se desenterraron 10 kg de “mantequilla de pantano” que había estado en el musgo de turba durante 2.000 años. Sin embargo, la mantequilla no es lo único que se descubre de las turberas. Algo mucho más siniestro ha salido a la luz.

La conservadora del Museo del Condado de Cavan, Savina Donohoe, dijo a Fox News que fue un descubrimiento significativo, ya que la mantequilla no había sido enterrada en un barril, a diferencia de la práctica usual. “Pudo haber sido una ofrenda a los dioses”, dijo.

Debido a que las ciénagas son frías, tienen bajo contenido de oxígeno y son un ambiente altamente ácido. También son excelentes para la conservación de los artículos.

“En los primeros años de la Edad Media, la mantequilla era un alimento de lujo utilizado a menudo como medio para pagar impuestos y alquileres”, dijo el museo en una declaración tras el descubrimiento. “A veces se usaba como ofrenda a los espíritus y a los dioses para mantener a salvo a la gente y sus propiedades; cuando se usaba como ofrenda, era enterrada y nunca más se desenterraba”.

©Wikipedia | Bullenwachter

Los cuerpos antiguos, a menudo perfectamente conservados, están saliendo a la luz también. Se han encontrado alrededor de 1.000 cuerpos conservados en los pantanos de musgo de turba. Los órganos internos, la piel, el cabello, las uñas y a menudo la ropa de la persona se encuentran en perfectas condiciones. Muchos de los cuerpos desenterrados pertenecían a personas que habían sufrido muertes violentas, lo que llevó a los investigadores a sugerir que los pantanos podrían haber sido una fosa común para delincuentes criminales, pero no siempre.

Las momias de los pantanos son cadáveres humanos que se han momificado en un pantano de turba. El esfagno es una sustancia antibiótica en el musgo que evita la putrefacción de las sustancias, permitiendo que los cuerpos y muchos objetos permanezcan en estado momificado.

©Wikimedia Commons | Joseph Micshyshyn

Un cadáver de un pantano fue desenterrado en Dinamarca en 1950, que se conoció como el “hombre de Tollund”. Todo lo que llevaba puesto era un sombrero de fieltro y un cinturón, pero alrededor de su cuello había una soga. El carbono 14 determinó que llevaba 2.000 años enterrado en su fría tumba. Incluso sus pestañas estaban perfectamente preservadas, los detalles de su cara, como arrugas y rastrojos eran visibles, y aún tenía una gorra de cuero en la cabeza.

©Wikipedia | Nationalmuseet

 

©Wikipedia

El hombre de Grauballe también fue desenterrado en Dinamarca unos años más tarde; su pelo era rojo brillante debido a las condiciones del pantano. Sus huesos estaban bien conservados, pero su garganta había sido cortada.

©Wikimedia Commons | Malene Thyssen

En 1984, en Cheshire, Inglaterra, el hombre de Lindow fue desenterrado por cortadores de césped. Era una vez más un caso de muerte violenta. La evidencia muestra que había sido golpeado con un objeto contundente, apuñalado en el pecho y estrangulado. Sus manos estaban bien cuidadas, y mostraba signos de haber sido alguien de alto rango. Además, todavía tenía barba y bigote. Su muerte ha sido estimada entre el 2 a. C. y el 119 d. C.

Se han encontrado muchos más cuerpos, a menudo bien conservados y mostrando signos de una muerte violenta. El misterio sigue rodeando a estos restos momificados.

©Wikimedia Commons | Bullenwachter

Share
Categorías: Vida

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds