Una mujer china reveló que fue inyectada con drogas desconocidas mientras estuvo encarcelada por su fe. Sobrevivió, pero su amiga-que también fue inyectada con drogas- murió poco tiempo después del calvario.

Las dos mujeres, Bi Yunping y Yang Xiuhua fueron encarceladas en la provincia de Heilongjiang por persistir en practicar Falun Gong (también conocido como Falun Dafa), una forma de meditación y práctica espiritual tradicional china. La información fue revelada en un informe de 2 de febrero de Minghui.org, una plataforma online de información de primera mano sobre la actual persecución extrajudicial a la práctica.

Desde julio de 1999, Falun Gong ha estado en la mira de una campaña de persecución del Partido Comunista Chino. Según un informe del año pasadoelaborado por el ex miembro del parlamento canadiense David Kilgour y el abogado de derechos humanos David Matas, hasta 1,5 millones de practicantes pueden haber sido asesinados por sus órganos en los últimos 15 años. Detalla un extenso sistema estatal de hospitales que sustraen los órganos vitales de los practicantes de Falun Gong, a menudo sin anestesia, asesinados en el proceso.

El informe de Minghui, que citó a Yang, afirmó que Bi fue “inyectada con una droga desconocida e inmediatamente comenzó a experimentar problemas en el corazón y se la llevaron del lugar”.

Cuando Yang fue liberada varios años después, se enteró de que Bi había muerto el mismo día que le pusieron la inyección.

Yang, que estaba bajo confinamiento solitario por “negarse a renunciar a su fe”, comenzó entonces una huelga de hambre a modo de protesta antes de que los oficiales le ataran las manos a una cama e inyectaran “fluido rosa” de una jeringa en su cuerpo, según el informe.

Los guardias le dijeron que el fluido era una droga dañina para el sistema nervioso, utilizada específicamente para torturar practicantes de Falun Gong.

“Después de la inyección, se sintió muy enferma, su cuerpo estaba muy pesado, y su piel quedó floja, suelta”, según Minghui.

El director del hospital de la prisión aparentemente no le hizo caso, diciéndole: “Bi Yunping murió por lo que yo le inyecté. ¿Y qué?”.

En días recientes, alrededor del Año Nuevo Chino, que fue el 28 de enero de este año, 49 practicantes de Falun Gong fueron arrestados en Harbin, ubicado en la provincia de Helonjiuang, dijo Minghui en otro informe.

Jiang Zemin, el ex líder del Partido Comunista Chino que ascendió al poder apoyando la masacre de la plaza de Tiananmén, ordenó la persecución a Falun Gong el 20 de julio de 1999, aduciendo una manifestación pacífica de alrededor de 10.000 practicantes en Beijing en abril de ese año como ‘evidencia’ de que la práctica espiritual amenazaba la estabilidad del gobierno del Partido. Antes de la persecución, entre 70 y 100 millones de chinos practicaban Falun Gong en China, según informaron fuentes oficiales chinas y Falun Gong, respectivamente.

Share
Categorías: Persecución en China

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds