Las autoridades egipcias anunciaron el descubrimiento de dos tumbas de unos 3.500 años de antigüedad, encontradas cerca de la ciudad de Luxor, la antigua Tebas, que fue capital del Imperio Medio y el Imperio Nuevo de Egipto.

Los arqueólogos determinaron que los hallazgos se remontan al periodo comprendido entre los años 1428 y 1388 antes de nuestra era, correspondientes a la dinastía XVIII, entre el reinado de Amenhotep II y Tutmosis IV.

En una de las cámaras funerarias los arqueólogos encontraron tallado el jeroglífico del nombre de Tutmosis I, informó Reuters.

La sepultura es una habitación de paredes de adobe y piedra, desde la que un túnel de seis metros lleva a cuatro cámaras funerarias, donde fueron encontrados muchos fragmentos de ataúdes de madera, inscripciones y dibujos en las paredes.

La segunda cámara funeraria tiene cinco entradas que conducen a una sala rectangular, en los lados sur y norte de las cuales hay dos tumbas. En una de ellas fue encontrada una momia y una gran cantidad de máscaras de madera pintadas, vasijas de arcilla y alrededor de 450 estatuillas.

Fotos: DPA

Share
Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds