Daniel Modol, un hombre de 38 años de edad se encontraba en su casa en Gjerstad, una Ciudad al sur de Noruega, cuando de repente tuvo la idea de filmar una tormenta eléctrica, aparentemente lejana, sin imaginar ni siquiera la terrible experiencia que viviría aquel día.

Comenzó a grabar desde la terraza de su casa rayos y  relámpagos que observaba a distancia, cuando de repente, vio caer un rayo en su patio aproximadamente a unos 6 metros de donde él se encontraba. Todo fue tan rápido que obviamente no pudo capturar ese instante, sin embargo, documentó los estragos que dejó.

Después del terrible susto decidió pasar el resto de la tormenta dentro de su casa. Se percató que el ventilador del techo se había apagado y el enchufe del Módem estaba quemado. Evidentemente, esto es lo mínimo en comparación con el daño que pudo haber sufrido si el rayo lo hubiera alcanzado, pues sabemos que éstos pueden descargar la energía suficiente para provocar lesiones graves e incluso la muerte.

Grababa una tormenta eléctrica desde la terraza de su casa, cuando la fuerza de la naturaleza le mostró su cercanía.

A 6 metros de distancia, vio caer un rayo en su patio, que dejó un cráter.

Aquí las imágenes de los estragos que provocó el rayo.

Afortunadamente este hombre salió ileso…

Share
Categorías: Uncategorized

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds