Hoy te presentamos un vídeo sobre un impresionante hallazgo que se cree que vivió hace 170 millones de años.

Se trata de un cocodrilo gigante de la era Jurásica que tenía dientes de tiranosaurio rex y fue descubierto recientemente en Madagascar.

Es considerado uno de los principales depredadores del período Jurásico.

El equipo de científicos del Museo de Historia Natural de Milán, que ha descubierto esta nueva y gigantesca especie del jurásico, le ha puesto el nombre de “razanandrongobe sakalavae”, que significa “antepasado de lagarto gigante de la región de Sakalava”.

Aunque, para abreviar, le llaman “Razana”.

“Razana”, tenía 7 metros de largo y pesaba hasta 900 kilos.

Con potentes músculos, poseía mandíbulas profundas y masivas, y dientes fuertes como colmillos para hacer crujir huesos y romper tendones.

De acuerdo con los investigadores, Razana era un temible cazador y un carroñero.

Difiere de los cocodrilos modernos por tener un cráneo profundo y cuatro miembros fuertes y erectos, lo que lo hace especializado para ser un depredador en tierra.

Los cocodrilos con los que estamos familiarizados tienen cráneos aplanados y son en gran parte acuáticos.

Se cree que este animal es el más antiguo y posiblemente el más grande representante de un grupo de animales parecidos a los cocodrilos llamados notosuchians.

“Al igual que estos y otros cocodrilos gigantes del cretáceo, Razana podría perturbar incluso a los dinosaurios terópodos, ubicándose en la cima de la cadena alimentaria”, indicó Cristiano Dal Sasso del Museo de Historia Natural de Milán.

Al parecer, así se vería Razana en plena lucha por su supervivencia.

Impresionante, ¿verdad?

Y encontrarás más detalles significativos de estos fósiles en el vídeo que dejamos a tu disposición.

videoPlayerId=3f078bea9

Ad will display in 09 seconds
Share
Categorías: Asombroso

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más