Una misteriosa emisora, conocida como UVB-76 (o MDZhB), ubicada en Rusia, no lejos de San Petersburgo, transmite mundialmente sin interrupción, desde hace 35 años, un extraño zumbido como si fuese un fantasmal barco haciendo sonar su sirena. En ocasiones también se pueden escuchar extraños mensajes que resultan sencillamente incomprensibles, palabras sin sentido, frases con claves y conversaciones telefónicas extrañas.

¿Será parte de un sistema de espionaje? ¿Una transmisión extraterrestre o fantasmal?

Esta colección de torres de radio es el centro de un misterio que se remonta a la época de la Guerra Fría y que hasta hoy nadie lo ha resuelto.

Al ser una radio de onda corta, puede recorrer en zig-zag miles dé kilómetros en segundos, por lo que cualquiera en cualquier lugar del mundo puede escucharla, sintonizando una radio en la frecuencia 4625 kHz.

Ya tiene decenas de miles de seguidores de todo el mundo, que la llaman The Buzzer (“El Zumbador”). Pero nadie sabe lo que está escuchando.

Aunque nunca fue admitida por el gobierno ruso, extrañamente, después del colapso de la Unión Soviética, la actividad de la estación aumentó. Además las voces escuchadas en algunas ocasiones siempre fueron en idioma ruso. La teoría más aceptada es que el zumbido serviría de señal si Rusia es blanco de un ataque nuclear.

La principal ventaja de este tipo de estaciones, es que a pesar de que todos pueden saber quién está emitiendo, nadie sabe a quién va dirigido el mensaje. Se trata de un sistema de encriptación que se basa en el intercambio de una serie de números, con los que se codifica otro mensaje que se envía por otro medio. Como la clave es aleatoria y se usa una sola vez, lo que se transmite es indescifrable.

Por eso esta teoría dice que el zumbido existe solo para ocupar la frecuencia (y que nadie más la use) y emitir claves de números solo en caso de una emergencia nacional.

Incluso hay especulaciones de que, por la gran potencia de la antena, la estación podría estar enviando mensajes hacia el espacio exterior.

Otro de los misterios a resolver es que la transmisión no es generada internamente sino que es emitida desde un micrófono que en forma directa (siempre está abierto) transmite el sonido. En ocasiones, el zumbido cambió por conversaciones lejanas y otros ruidos.

Algunas fechas llamativas

El 3 de noviembre de 2001 probablemente alguien activó sin querer el micrófono y se escuchó una conversación en ruso entre dos personas: “Soy el 143 no recibo el oscilador”, dice una primera voz masculina, seguida de otra femenina que agrega: “Eso viene de la sala de operaciones”.

El 3 de diciembre de 2002, en el horario de mantenimiento: 7:00 – 7:50 UTC, se escuchó una voz masculina probando el micrófono.

También hubo espacios para el arte. El 2 de septiembre de 2010 se transmitió en varias oportunidades fragmentos del Lago de los Cisnes de Chaikovski.

Son demasiadas las teorías y muy poca la información precisa. Lo cierto es que el propósito de las emisiones continúa siendo un misterio.

videoPlayerId=f64168153

Ad will display in 09 seconds
Share
Categorías: Asombroso

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más