Vincenzo Scuruchi es un artista autodidacta que hace increíbles figuras tallando frutas y verduras. 

Consigue dar una nueva vida a las verduras: el jengibre se convierte en una flor preciosa, el calabacín en la cara de Daredevil y la calabaza en Frankenstein.

En pocos años, Scuruchi ha logrado perfeccionar su técnica y su popularidad ha aumentado en todo el mundo gracias a las redes sociales.

videoPlayerId=a6b8a92e1

Ad will display in 09 seconds
Share
Categorías: Entretenimiento

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds