Por un extraño fenómeno natural que los científicos aún tratan de precisar, en el pueblo de San Bernardo, Cundinamarca (Colombia); el 80% de los cuerpos se momifican sin proceso químico. Algunas hipótesis hablan de dos alimentos autóctonos que consumen los lugareños y que por sus propiedades podrían ser la causa de este curioso fenómeno: la huatila o papa de pobre, y el chachafruto o balui; ambos ingredientes de sopas, cocidos, arepas y tortas. Otra posible causa podría ser ciertas propiedades del suelo de San Bernardo que impediría la descomposición de los cuerpos. Lo cierto es que desde 1963 hasta hoy se han encontrado 350 momias.

Joven encuentra a su padre en el Museo de San Bernardo

Una historia relacionada con las “momias” fue revelada hace poco y parece salida de un cuento de ciencia ficción. Se trata de una joven llamada Leydi Heredia que nació en Chía, Cundinamarca. Leydi nunca conoció a su padre, su madre sólo le reveló su nombre poco antes de abandonarla con sus abuelos. Ella nunca más dejó de pensar en buscarlo, y por un sueño recurrente que tenía con un señor flaco y descalzo quiso rastrearlo por Facebook. En esa búsqueda sólo encontró a un tío que le confirmó la muerte de su padre. Fue así que quiso visitar su tumba y viajó desde Francia, lugar dónde reside actualmente. Grande fue su sorpresa cuando encontró que el cuerpo de su padre era una momia exhibida en un museo. Y otra gran y agradable sorpresa fue encontrar a una hermana de la que desconocía su existencia.

Leidy Heredia y Joyce Cruz

El cementerio de San Bernardo se ha convertido en un atractivo turístico, donde las momias están dispuestas en unas urnas de cristal. Este pequeño pueblo perdido en el mapa, tiene hoy quizás un recurso más para sus habitantes. Te mostramos todos los detalles en el vídeo.

 

videoPlayerId=93c62fd7f

Ad will display in 09 seconds
Share
Categorías: Vida

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más