Suele pasar que muchos se pregunten ¿qué tan avanzados fueron las civilizaciones de los mayas? Pues, las pruebas de sus experimentos acústicos responden a un gran conocimientos matemático y científicos que hasta el día de hoy siguen asombrándonos. 

Entre una de las más fascinantes y bellas ofertas acústicas de la ciudad maya, Chichen Itzá, ubicada en la península de Yucatán, México, se encuentra una aparente ovación a la figura de uno de los  pájaros más hermosos del mundo: el quetzal. Esta ave que para los mayas era el mensajero de los dioses, estuvo siempre presente en su percepción del origen del universo.

Deslumbrantemente, cuando uno aplaude frente a la pirámide del templo de Kukulkán, aparece un sonido “ecoso” parecido al canto del quetzal.

¿Crearon una tecnología a la que aún hoy no podemos acceder? ¿Cómo sus espacios arqueológicos, aparentemente sobrios y carentes de máquinas aparatosas, lograban efectos que aún no se comprenden en su totalidad?

videoPlayerId=20ff97f50

Ad will display in 09 seconds
Share
Categorías: Asombroso

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más