Las probabilidades se acumulaban contra la elefante recién nacido llamado Ellie, después de que fue expulsada por su rebaño. ¡Por suerte, ella vagó directo a los brazos cariñosos del Orfanato Thula Thula Rhino en Sudáfrica y ahí es donde conoció a su improbable nueva mejor amiga!

YouTube

A su llegada a Thula Thula, Ellie tenía una serie de graves problemas de salud como un enorme agujero infectado en su estómago donde su cordón umbilical había estado una vez y además sufría de desnutrición severa.

A pesar de que las posibilidades de sobrevivir eran menos del uno por ciento, Ellie pudo sobreparar todo y creció física y mentalmente. ¡Su herida se curó y se estaba haciendo más fuerte cada día!

YouTube

Pero su aparentemente imparable progreso se detuvo ya que Ellie no estaba recibiendo la socialización que anhelan desesperadamente los elefantes.

Su humor continuó deteriorándose así que los cuidadores decidieron intentar algo por ella. Le presentaron a Duma, un Pastor Alemán que también vivía en el santuario.

El par se llevó bien de inmediato y dentro de horas con Duma, ¡Ellie comenzó a mostrar signos de mejorar una vez más! ¡Tiene un renovado amor por la vida y ahora son inseparables! ¡Ellos juegan todo el día, todos los días!

YouTube 

Share
Categorías: Vida

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds