En una ceremonia conmovedora para acomodar el deseo de morir de una madre, esta comunidad de Montana se esforzó por hacer que esa memoria fuera realmente hermosa.

Carol Grant, de 55 años, fue diagnosticada con cáncer pancreático de rango 4. El cáncer de páncreas es una de las formas más mortales de cáncer, con más del 70% de los pacientes muriendo en el primer año de diagnóstico.

Terry Grant, el esposo de Carol, y su hija de 17 años, deseaban presentar a la mujer a la que querían tan apreciadamente algo hermoso que atesorar, y fue entonces cuando los residentes locales decidieron hacer realidad este deseo para la familia.

“Ella está lista para irse en cualquier momento”, dijo el marido de Carol, Terry, a Inside Edition.

Kelsey ya había superado sus exámenes de graduación en la secundaria de Terry, pero la ceremonia de graduación se tendría en mayo, cuando su mamá no podría estar viva.

Michelle Wolff, una organizadora voluntaria, contactó a la escuela, y junto con el hospital de la comunidad de la pradera organizó una mini ceremonia de graduación con los 5 estudiantes graduados presentes. De esa manera, Carol sería capaz de ver a su hija graduarse y darle su discurso valedictorian.

La Comunidad de Montana se puso detrás de la familia y sacó todas las paradas para organizar una ceremonia conmovedora con pastel y flores, música y discursos. “Ellos hicieron una graduación real”, dijo Terry Grant, “Tenían oradores invitados, todo”.

El Prairie Hospital era tan amable que se encargaba de que el comedor se transformara en un Salón de la Ceremonias, exactamente igual que en la graduación regular.

Los jóvenes graduados se alinearon después de recibir su certificado

“Kelsey se mantuvo muy bien. Cuando ella estaba dando a su madre un abrazo muy emocional. Ella dio un discurso, pero comenzó a llorar”, dijo uno de los organizadores.

El día de la ceremonia fue un asunto conmovedor: el estandarte de la escuela secundaria de Kelsey estaba en exhibición y su hija recibió su certificado de graduación.

Terry dijo que fue un momento hermoso, porque lo primero que su esposa dijo cuando recibió su diagnóstico fue: “No podré ver a mi hija graduada”.

Cada estudiante le dio a Carol una flor fresca y dijo algunas palabras amables

Terry Grant dijo que fue un momento muy difícil, pero todavía un momento especial. “Mucha gente era extremadamente emocional. Mi esposa no estaba allí porque estaba tomando muchos medicamentos, pero aplaudió”, dijo.

En los últimos días de Carol Grant, estaba rodeada de familiares y amigos y falleció pacíficamente.

Fuente de las Imágenes: Captura de pantalla de Youtube | Inside Edition.

Share
Categorías: Uncategorized

Video