En algunas partes de China, la gente venera a sus perros llevándolos en procesión por todos lados, demostrando con ello el respeto y amor que les tienen por ser lo que son en nuestras vidas.

Este es particularmente el caso de la gente de Miao, quienes rinden homenaje cada año al mejor amigo del hombre con un festival que se desarrolla en el pueblo de Jiaobang, en la provincia china de Guizhou.

Cuenta la leyenda que un día, los primeros pobladores de la zona estaban a punto de morir de sed. En ese momento, un perro apareció y los llevó hasta una fuente de agua que se encontraba en el lugar, un acto que tomaron como una señal divina.

Fuente:View image on Twitter.

Esta celebración se llama “El Día de venerar a los perros”. En esta ocasión, los perritos son vestidos con ropa de sus dueños, y adornados con collares y gorros de colores. Son llevados sobre una silla y se realiza un desfile. Mientras es llevado es a un arrozal, la gente canta, toca tambores mientras le agradecen al animal y piden por buenas cosechas para el año que comienza.

Desde entonces, esta costumbre se ha mantenido vigente y cada año se escoge un perro diferente, a quien se viste con un elegante traje y joyas, y se carga en un trono, desfilando por toda la aldea.

El trono es un símbolo de respeto y agradecimiento al milenario animal que los salvó del hambre y la sed. Aunque algunas organizaciones en favor de los derechos de los animales no aprueban la costumbre, los Miao consideran que todo lo que hacen nace desde el más profundo cariño y respeto.

Fuente:View image on Twitter.

Esta costumbre de adoración contrasta en mucho con la que se realiza en la localidad china de Yulin, donde los comerciantes promocionan, desde el 2010, el consumo de carne de perro, los cuales son “cazados” y asesinados cruelmente para vender su carne.

Fuente: The Sun.

videoPlayerId=133d94bcb

Ad will display in 09 seconds

Share
Categorías: Vida

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds