Un día después de una fuerte tormenta en las Islas Orkney en Escocia, un lugareño decidió salir a revisar su terreno y se encontró con algo muy llamativo, una enorme puerta que nunca había visto antes. La tormenta había azotado fuertemente la región y enormes pedazos de césped y tierra se hundieron dejando al descubierto lo que parecían ser construcciones. Con ayuda de una pala y pico comenzó a excavar encontrándose con utensilios de cocina y una conexión a otras habitaciones que parecían casas.

Sorprendido, dio aviso a las autoridades que al poco tiempo llegaron para estudiar el lugar. Estaban frente a uno de los hallazgos arqueológicos más importantes de la historia. Durante milenios nadie supo que ese lugar existía, aunque no se sabe porqué fue abandonado por sus pobladores, una hipótesis plantea que fue por causas climatológicas.

El lugar de nombre Skara Brae, es también conocido popularmente como la “Pompeya Escosesa”. Consiste en ocho casas de piedra, conectadas por túneles que se cree estuvieron habitadas entre los años 3.180 y el 2.500 A.C. Los arqueólogos estiman que entre 50 y 100 personas vivían en el asentamiento.

Aunque el pueblo fue construido originalmente a dos kilómetros de la playa, en los últimos siglos se ha visto cada vez más amenazado por el mar. Desde 1926 un muro de hormigón protege las casas del agua y de los fuertes vientos de otoño. Es actualmente un sitio turístico muy visitado. ¡Conoce la historia completa en el vídeo!

 

videoPlayerId=b5ffd1c8f

Ad will display in 09 seconds
Share
Categorías: Asombroso

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más