Gatos contra perros es una pelea de larga duración. Estos gatos están trayendo la confrontación directamente a casa y están durmiendo en las camas de los perros.

Generalmente los perros tampoco son fáciles de convencer. Defenderán su territorio a toda costa. Pero, ¿cómo responderán cuando sus camas les son tomadas?

¡Esta compilación te dará una idea bastante buena de este conflicto y te hará reír mucho!

El primer caso comienza con el gato en la cama del perro. Su dueño le pregunta al perro cuál es el problema y le dice que se acueste en la cama. ¡Parece que el perro no puede pensar! Se acerca a la cama, pero mira hacia atrás a su dueño en busca de ayuda, tratando de decir, ¡hay un gato en mi lugar!

Pero no termina ahí. ¡Hay casi tres minutos de estos gatos desvergonzados tomándose las camas, y a veces pateando traseros! ¡Un gato echa a patadas a un perro cuando este intenta enfrentarse a él por el robo de la cama!

Los gatos también saben lo que hacen. Algunos se estiran por todo el lugar, dejando claro que se sienten cómodos y que la cama es suya.

En su propio acto de desafío, algunos perros simplemente duermen en las camas de los gatos. Sin embargo, eso no funciona muy bien, hay una especie de diferencia de tamaño que no va a favor de los perros. Simplemente no caben en estas.

Algunos dueños animan a sus caninos a que recuperen sus camas, pero estos son un poco cobardes.

Sin embargo, no todos ellos, algunos arrastran la cama, incluido al gato. Esperando arrojar al felino fuera de la cama.

Lamentablemente, fue en vano.

Si estás empezando a pensar que todo esto significa que los gatos y los perros nunca se llevarán bien, no te desanimes. Hay un par de dulces momentos de perros acurrucados a los gatos en sus camas. ¡Aún hay esperanza!

videoPlayerId=ede4730a5

Ad will display in 09 seconds
Share
Categorías: Animales

Video Destacados

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

Essa cacatua gosta de jogar futebol, veja como ela chuta a “bola”!