La maternidad es un poderoso instinto natural de las mujeres. Esta imagen conmovedora da una esperanza para la humanidad y te moverá al núcleo de tu ser.

Ula Ostrowski-Zak, una enfermera judía, ha ganado los corazones en todo el mundo después de que ella fue vista como amamantaba a un niño palestino, cuya madre resultó gravemente herida y su padre murió en un accidente automovilístico en Ein Kerem, en el centro de Israel.

Ella intentó durante siete horas que Yaman Abu Ramila, de nueve meses de edad, tomara la leche de una botella antes de decidirse a darle de comer por sí misma.

“Sus tías se sorprendieron de que un judío accediera a amamantarlo, pero les dije que cualquier madre lo haría”, dijo. “Le di cinco veces. Sus tías me abrazaron y me agradecieron. Estaban muy sorprendidos.

©Hospital Hadassah Ein Kerem

El joven fue llevado al hospital Hadassah Ein Kerem tras el accidente en un vehículo blindado. Sorprendentemente, más de miles de ofertas para alimentar al joven llegaron inundando después de que Ostrowski-Zak publicó una llamada para nuevas mamás, en línea.

“En dos horas recibí más de mil me gusta y respuestas de mujeres que se ofrecieron para ayudar, mujeres que estaban dispuestas a viajar incluso desde Haifa (en el norte de Israel) para amamantarlo. Mientras tanto, seguí tratando de alimentar con la botella al bebé, pero sin éxito “, dijo.

Con la madre de Yaman aún gravemente enferma, se espera que sus tías cuiden de él cuando sea dado de alta del hospital pronto. Una tía sin nombre dijo que sería capaz de hacer los arreglos para que el niño fuera amamantado cuando llegara a casa.

Share
Categorías: Historias

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds