El océano esconde tantos misterios en sus profundidades que ni siquiera podemos imaginar. Conocemos más sobre el espacio que sobre nuestro propio mar. Así que no nos debe sorprender cuando aparezca algo nuevo en lo profundo del océano. En esta ocasión se trató de una nueva especie de pez luna que llegó a las costas de Nueva Zelanda.

Investigadores de la Universidad de Murdoch, en Australia, ya habían encontrado el ADN de un pez luna no identificado, posteriormente le siguieron la pista tras el reporte de peces luna extraños por parte pescadores de Christchurch. Y fue así como llegaron con este inmenso espécimen que se calcula puede medir hasta 3 metros y pesar hasta 2 toneladas.

El descubrimiento recibió el nombre científico de Molus tecta, lo que significa algo como “Piedra de molino oculta” en latín, nombrado así por la forma de su cuerpo y lo peculiar de su descubrimiento. Y resulta mucho más abrumador pensar en todo lo oculto que aún queda por encontrar. Siempre estaremos ansiosos por nuevos hallazgos en el vasto mar.

Fotos: Patrick Yananton – Facebook.

Share
Categorías: Noticias

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds