Kristalyn Ibarra nació sorda debido a que su nervio auditivo en el oído derecho había desaparecido por razones desconocidas para los médicos.

Fuente: Captura de pantalla de Rumble > Babies & Kids.

Inicialmente, sus padres temían que la discapacidad la limitaría, pero la decidida niña ya ha desafiado sus expectativas.

Kristalyn juega al béisbol como su padre Marcos Ibarra, de 29 años y a la edad de tres descubrió su pasatiempo favorito: bailar.

videoPlayerId=12e77cc40

Ad will display in 09 seconds

Cada semana, la pre-escolar va a Kimberly’s Dance Studio en Paramount, California, EE.UU., donde hace taconeo y ballet.

Y a pesar de no poder escuchar la música, ha aprendido a memorizar cada paso para mantenerse al día con sus compañeros que no son sordos.

El orgulloso padre Marcos, que ha aprendido el lenguaje de señas junto con el resto de la familia Ibarra, dijo que ver a su hija actuar lo llenó de alegría.

Fuente: Captura de pantalla de Rumble > Babies & Kids.

El padre de tres hijos, incluso tomó clases de baile para poder unirse a ella en un dúo durante un recital reciente, además su esposa cristina de 26 años, espera gemelos muy pronto.

Un electricista de Long Beach, California, dijo: “Oh hombre, ella es maravillosa. Ella es muy fuerte y extrovertida y es feliz todo el tiempo.

“Su parte favorita es que le encanta bailar”.

Fuente: Captura de pantalla de Rumble > Babies & Kids.

“Ella tiene que memorizar los pasos porque es difícil para nosotros explicarle cómo sentir el ritmo”.

“Grabamos la rutina y se la ponemos en la televisión para que pueda practicar”.

“Siempre está bailando en casa y en las fiestas es la primera en la pista de baile. Estoy bastante seguro de que siente la música”.

“Con el estudio de danza ella ha hecho tres presentaciones en público y una fue una gran presentación en la que yo participe para el baile padre-hija”.

“Esa fue mi primera vez bailando y no soy un gran bailarín, pero el lazo padre-hija que tenemos me haría hacer cualquier cosa”.

“Cuando la vi en el escenario me llené de emoción y alegría. Estaba tan orgullosa de ella”.

Los médicos no están seguros de por qué Kristalyn nació sorda, pero la diagnosticaron cuando tenía dos meses de edad y las pruebas mostraron que no era genético.

Fuente:Captura de pantalla de Rumble > Babies & Kids.

Como le falta parte del nervio auditivo, no puede recibir implantes cocleares como muchos niños y adultos con discapacidad auditiva.

Kristalyn asiste a una escuela para sordos y sus hermanos Nathan, de nueve años, y Ryan, de seis, también toman clases semanales para que puedan aprender a hacer señales de mano y así se puedan comunicar con su hermana.

Sus padres, su abuela y otros seis miembros de la familia también se han inscrito en un curso para poder comunicarse con ella.

Marcos dijo: “Fue estresante cuando descubrimos que Kristalyn era sorda”. Estábamos asustados. Ella es el primer miembro sordo de la familia.

“También estábamos tristes porque el primer pensamiento fue: Ella no va a poder oír, ¿cómo va a lidiar con la vida por sí misma?”.

“Ha sido difícil con la comunicación, pero una vez que rompimos esa barrera con el lenguaje de señas todo fue mucho más fácil”.

“Ahora podemos entender casi todo lo que ella quiere decir”.

“Nos hemos dado cuenta de que lo que ella tiene es una desventaja, pero con tiempo y paciencia, ella convertirá esa desventaja en una ventaja”.

“Nunca hubiera pensado que sería capaz de bailar, pero ahora la veo crecer y asumir estos retos junto a niñas que pueden escuchar”.

“No hay límites ni metas que ella no pueda alcanzar”.

Share
Categorías: Historias

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds