Muchos de los futuros padres son comprensiblemente cautelosos acerca de cómo sus mascotas aceptarán al nuevo integrante de la familia.

Las rutinas diarias cambian, las habitaciones se reconfiguran, no reciben tanta atención como están acostumbrados y se pierden de unas cuantas caminatas diarias mientras la familia se adapta.

Todos estos cambios seguramente ocurrieron cuando Corey Jordan y su prometida, Elsa, trajeron a casa a su hijo Noah, que nació a principios de este mes.

Las mascotas son criaturas de hábito, pero Corey y Elsa se sorprendieron al descubrir que su perro, Astro, tenía una extraña habilidad para entender la situación y adaptarse a ella.

Fuente: The Dodo.

Parece ser un caso de amor a primera vista, pero quizás sea porque Astro ya tenía una idea de que Noah estaba en camino. Durante todo el embarazo, dijo Corey, Astro se pegó a Elsa como velcro y “ocasionalmente ponía su cabeza sobre su vientre o ponía su pata en él y simplemente se quedaba”.

Cuando trajeron a su bebé del hospital, Astro parecía un poco confundido. Olfateó a Noah, luego se dio la vuelta y olfateó a Elsa. “¿Eh?” parecía decir. “¿Qué está pasando aquí?”.

Fuente: Facebook.

Luego se volvió hacia Noah y olfateó de nuevo, y de repente, algo hizo clic. Instintivamente comprendió que el integrante más reciente de la familia.

Fuente: Facebook.

Ahora Astro se toma muy en serio su trabajo como protector de Noah.

Corey y Elsa adoptaron Astro hace varios años, y cada noche desde entonces, ha dormido acurrucado entre los dos por la noche. Ahora duerme en el suelo, justo al lado de la cuna de Noah.

Fuente: The Dodo.

Y cada vez que Noah se despierta en medio de la noche, Astro se pone atento, observando intensamente mientras Corey y Elsa lo acurrucan para que vuelva a dormir. También supervisa todos los cambios de pañales, “mirando hacia arriba y asegurándose de que lo estamos haciendo bien”.

Share

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds