Las novias siempre quieren tener a sus seres más queridos presentes en sus grandes días, pero a veces eso no es posible, pero algunas veces los eventos se realinean inesperadamente.

Sarah estaba comprensiblemente emocionada unas horas antes de su matrimonio en la primavera de 2014, con su mamá y su papá, Nate y Helen, a su lado. Pero su alegría estaba teñida con un poco de tristeza, porque sabía que su hermano y mejor amigo no estarían allí.

Fuente: Rumble

En ese momento, Daniel Atwood un infante de marina, no había podido conseguir el permiso para estar en la ceremonia. La noche antes de la boda, Sarah lloró mientras leía una carta en la que él le explicaba que no le era posible estar.

Pero por suerte, su comandante decidió en el último momento darle un día de permiso. Otros miembros de la familia, incluida su madre, estaban al tanto del secreto. Debe haber sido una tortura ocultárselo mientras regresaba a Charlotte, Carolina del Norte.

Fuente: Rumble

El video comienza con Daniel dirigiéndose a través del césped hacia su amada hermana. Hace su sorpresiva entrada poco antes de que comenzara la ceremonia, así que ella ya tiene que estar nerviosa. Si rompe en lágrimas cuando lo vea, tendrá que volver a maquillarse…

Cuando ella lo ve por primera vez, queda conmocionada.

Debo estar más estresada de lo que pensaba. Ahora estoy alucinando…

Fuente: Rumble

Pero la conmoción pronto es reemplazado por una sonrisa de oreja a oreja, y sí, lágrimas, ¿pero qué es un pequeño retoque comparado con llegar a ver a tu mejor amigo en el día más importante de tu vida?

Fuente: Rumble

“¡Oh, Dios mío!”, grita mientras las lágrimas comienzan a fluir, y se lanzan en un fuerte abrazo.

Fuente: Rumble

“Me alegró mucho llegar aquí un par de horas antes de la boda y no justo antes…”, dice en voz baja, antes de que ella lo interrumpa:

Estaba un poco confundida porque la gente estaba actuando de manera muy divertida… Todo el mundo miraba a la vuelta de la esquina y yo decía: “¿Algo anda mal y no intentan decírmelo para que no me estresara?”.

Fuente: Rumble

Con un secreto como ese, ¿quién no estaría ansioso?

Afortunadamente, Daniel estuvo en toda la ceremonia. Las sorpresas del día de la boda vienen en todas las formas, y afortunadamente para Sara, las suyas vinieron en la forma de su amado y devoto hermano y soldado.

Agarra tus pañuelos antes de ver esta escena increíblemente conmovedora a continuación y no te olvides de compartirlo.

videoPlayerId=8ddc33ee2

Ad will display in 10 seconds
Share
Categorías: Historias

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds