La Dra. Le Thi Thanh Thai, exjefe del departamento de cardiología del Hospital Cho Ray, uno de los hospitales más grandes de Vietnam.

La Sra. Le tenía apenas 13 años cuando descubrió que padecía una enfermedad cardíaca. Para entender mejor su enfermedad y ayudar a otros en la misma situación, siguió la carrera de cardióloga y pasó a ser jefa del Departamento de Cardiología en el Hospital Cho Ray, uno de los hospitales más grandes de Vietnam.

También fundó la Sociedad Vietnamita de Cardiología y es miembro de la Sociedad Asia-Pacífico de Cardiología. Durante sus 50 años de carrera ha entrenado a muchas generaciones de cardiólogos y ha escrito numerosos artículos académicos sobre su tema.

Pero a pesar de su conocimiento médico y sus muchos logros, a medida que pasaron los años su enfermedad cardíaca progresó, y finalmente se sometió a cirugía. Desafortunadamente, no salió bien. Su pronóstico era nefasto, y se fue a casa a esperar la muerte.

Para añadir un golpe a la herida, su amado esposo murió repentinamente, dejando a la Sra. Le completamente devastada. Estaba sufriendo dolor físico y emocional, y solo podía acostarse en la cama, esperando reunirse con él en el siguiente mundo.

Una sala del Hospital Cho Ray, donde la Dra. Le Thi Thanh Thai trabajó durante años. Siempre está repleto de pacientes.

Pero justo cuando parecía que no había esperanza, ésta apareció. Encontró una forma de salvar su vida y no fue a través de una intervención médica.

Una segunda oportunidad en la vida

La amiga y colega de la Dra. Le, la Dra. Thu, consultora especializada con años de experiencia en ciencias médicas, estuvo a cargo de los servicios médicos para la familia real camboyana y las autoridades gubernamentales, y durante 22 años trabajó en Camboya y Vietnam.

Un día, Thu le contó a Le sobre una práctica tradicional de automejoramiento de China llamada Falun Dafa, también conocida como Falun Gong. Le dijo que esta práctica había sanado milagrosamente sus problemas de salud.

Durante más de 20 años, Thu había sufrido una enfermedad neurológica. Además, tenía artritis reumatoide, que le causaba un dolor incómodo en la rodilla y le impedía doblar las piernas o estar en pie durante mucho tiempo.

Sin embargo, después de solo dos meses de practicar esta disciplina espiritual de la Escuea Buda y de estudiar Zhuan Falun –el principal libro de Falun Dafa- Thu se recuperó. También fue capaz de hacer los cinco ejercicios de la disciplina sin ningún problema, a pesar de que incluían tanto estar de pie como meditar en posición de loto con las piernas cruzadas.

La Dra. Le Thi Thanh Thai en su juventud.

Thu dijo que la práctica había cambiado su vida y quería que la Sra. Le lo experimentara por sí misma.

“Estaba tan encantada de haberme traído muchos materiales a la vez: libros, casetes y el libro Zhuan Falun”, dijo la cardióloga de su amiga.

“Ella me dijo: ‘Gracias a esta enseñanza de la Ley recta, me he recuperado completamente. Puedes saberlo con solo mirar lo saludable y joven que estoy ahora mismo. Sobrepasé una enfermedad neurológica y artritis reumatoide. Si quieres, puedo mostrarte cómo practico los ejercicios. En realidad, no importa. Solo lee el libro primero'”, concluyó.

Cuando comenzó a leer a Zhuan Falun, de repente se dio cuenta de que había oído hablar de Falun Dafa antes. Doce años antes, otra colega, la Dra. Thoi Thu Tai, le había hablado de la práctica.


©TianTi Books.

Ella siguió compartiendo ese encuentro con su otra compañera Thoi Thu Tai: “También añadió: ‘Thai, estoy completamente sana y no tengo que tomar ningún medicamento. Ya no tengo encías sangrantes, sinusitis y artritis reumatoide. Deberías leer este libro'”, enfatizó.

Sin embargo, en aquel entonces, debido a su formación científica y basada en la evidencia, la doctora decidió que Falun Dafa no era para ella. Ni siquiera lo investigó.

Esta vez, estaba decidida a no dejar que esta práctica aparentemente mágica se le escapara de nuevo. Inmediatamente abrazó Falun Dafa, haciendo los cinco ejercicios regularmente, estudiando las enseñanzas y esforzándose por vivir con Verdad, Benevolencia y Tolerancia, los principios rectores de la práctica.

Poco después comenzó a recuperarse, recobrando su salud, fuerza y vitalidad. Ahora, puede subir tres o cuatro tramos de escaleras sin ningún problema, antes algo imposible debido a su condición. También se ha vuelto más alegre y feliz.

Cuando cumplió 70 años, Le habló en una conferencia de Falun Dafa en Vietnam, compartiendo su experiencia ante una audiencia de cientos de personas sobre cómo esta antigua práctica china la había beneficiado de muchas maneras.

Terminó su locución expresando su agradecimiento al fundador y maestro de Falun Dafa, el Sr. Li Hongzhi: “Estoy totalmente agradecida por la gracia del Maestro Li, quien me ha dado una segunda oportunidad en la vida”, dijo.

Nota del Editor:

Falun Gong o Falun Dafa es una práctica de cultivación de la mente y el cuerpo que enseña Verdad, Benevolencia y Tolerancia como una manera de mejorar la salud y el carácter moral y alcanzar la sabiduría espiritual.

Para más información sobre la práctica o para descargar “Zhuan Falun“, visita: www.FalunDafa.org

Share
Categorías: Historias Reales

Video Destacados

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

Assista a compilação desses cães fazendo seus donos morrerem de rir