Plumas de avestruz y piedras preciosas adornan miles de diademas, estas son distribuidas a niños con cáncer que han perdido su cabello. Este esfuerzo es el resultado de la idea de una niña y el trabajo de voluntarios de varias personas.

Los pacientes del Hospital Phoenix Children’s lucen estas coloridas diademas hechas a mano, especialmente para los niños con cáncer y fueron realizadas  por los miembros del equipo de Wells Fargo.

Se distribuyeron casi 1.000 diademas hechas de cinta, plumas de avestruz, flores falsas, pedrería y piedras preciosas, fueron entregadas a niños menores de 18 años que tienen cáncer y perdieron su cabello debido a la quimioterapia.

Penny con Brooke.

“Las diademas son una forma divertida, tonta y hermosa de alegrarles el día”, dice Jessica Hester, la mamá de una niña de 7 años llamada Brooke,  ella tiene neuroblastoma de alto riesgo. “A los pacientes sometidos a quimioterapia no se les permite tener flores frescas porque pueden suponer un riesgo para sus frágiles sistema inmunológico. Cuando un niño pierde su cabello, una diadema suave y esponjosa puede marcar la diferencia. Con la ayuda de todos nuestros voluntarios, hemos repartido más de 14.000 diademas en un total de 38 países”.

A Jessica y su hija se les ocurrió la idea después de que Brooke recibiera una cuando la diagnosticaron por primera vez a los 3 años. El dúo de madre e hija se dispuso a distribuir la mayor cantidad posible de diademas por todo el mundo a través de su organización sin fines de lucro  Brooke’s Blossoming Hope for Childhood Cancer Fundation.

En Wells Fargo, los miembros del equipo de Servicios Fiduciarios y de Inversión de Wealth Management diseñaron diademas para la cabeza como parte de una actividad de servicio en una conferencia de equipo en Phoenix. Las hicieron con la ayuda de Brooke, quien está trabajando en su recuperación.

“Trabajamos con  más de 600 personas, y esto representó una oportunidad para aprovechar esa mano de obra para hacer algo grandioso para la comunidad”, dijo Penny Moden, ella es encargada de planear eventos y reuniones en Enterprise Meeting and Event Services.

Dean Junkans, el director de inversiones de Wealth Brokerage y Retirement, dijo: “El éxito de nuestras comunidades es vital para el éxito de nuestro negocio, por lo que es importante para nosotros dedicar un tiempo a la convivencia. Y, como sobreviviente de cáncer, puedo entender la importancia de incluso cosas aparentemente pequeñas que ayudan a los pacientes a sentirse más como ellos mismos. Fue realmente un honor trabajar con Brooke y su madre en este divertido e inspirador proyecto”.

Dean con Brooke y uno de los miembros del equipo.

Brooke viajó desde su casa en Texas para mostrar al grupo de miembros del equipo cómo hacer una diadema perfecta.

“Este fue el grupo de voluntarios más grande que hemos tenido”, dice Jessica.

Los Hester también recaudan dinero para apoyar la investigación sobre cáncer pediátrico. El equipo de Servicios Fiduciarios y de Inversión donó $ 10.000 dólares a Brooke’s Blossoming Hope para apoyar esta investigación.

“Me gusta mucho hacer flores, y mi corazón se emociona cuando las regalamos”, dijo Brooke. “¡Son realmente bonitas!”.

Share
Categorías: Historias

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds