Si esto no es un rayo de luz en un día sombrío, no sé qué lo puede ser. Este bebé es una de esas cosas que quieres guardar y a la que querrás volver cuando te sientas deprimido porque es imposible no sonreír cuando lo ves. Adelante, inténtalo.

Mientras jugaba con su nieto, la abuela intentó ponerse un chupete en la boca antes de sacarlo con un reconocible “Plop”. El infante se reía tanto que su cara se puso roja y al final del video tengo que admitir que la mía también.

videoPlayerId=4f5791944

Ad will display in 09 seconds
Share
Categorías: Entretenimiento

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds