Hace seis años, Michael Petruzzi perdió a su esposa por el cáncer, pero de alguna manera nunca se fue.

Durante todo el tiempo que Michael la conoció, su esposa había sido una ávida amante de los pájaros. A lo largo de su vida, había adoptado numerosos compañeros emplumados a los que adoraba como verdaderos miembros de su familia. A Michael siempre le habían gustado demasiado, pero admite que no podía entender por qué estaba tan dedicada a ellos, yendo tan lejos como para rechazar las oportunidades de viaje sólo para mantenerse a la mano.

“Nunca supe lo mucho que los amaba”, dice Michael a The Dodo. “No tenía hijos, eran sus hijos”.

Ahora, Michael dice entenderla.

Michael Petruzzi

Cuando la esposa de Michael se enfermó, ella tenía 20 cacatúas bajo su cuidado: “Ella adoptó a tantas, porque las amaba”, explicó Michael.

A medida que su cáncer avanzaba, él empezó a aprender más sobre las aves y cómo cuidarlas, pero una bandada tan grande era demasiado para que un recién llegado se encargara. Por lo tanto, cuando finalmente falleció, los amigos de la esposa de Michael se unieron para ayudarlo, tomando 12 de sus pájaros y dejándolo con ocho que ella pensó que le convendrían más a él. Y en poco tiempo, Michael llegó a saber por qué su esposa tenía un profundo afecto por ellos.

“Nunca supe que los pájaros pudieran ser tan cariñosos”, dice. “Ahora son mis bebés, creo que los amo tanto porque me recuerdan tanto a mi esposa, la amo y la siento a través de los pajaritos, me hacen feliz cuando estoy decaído”.

Michael Petruzzi

Ya han pasado seis años desde que perdió a su esposa, pero Michael sigue llorando al hablar de ella. En ese tiempo, cuatro pájaros han muerto de vejez. Aún así, se siente alentado a compartir sus años dorados con los cuatro pájaros mayores bajo su cuidado, criaturas a las que su esposa amó tanto.

“Ahora son mi familia”, dice. “He encontrado la paz con mi bandada”.

El rebaño de Michael ha encontrado paz con él también, gracias a su comprensión de cómo estas mascotas deben ser tratadas y amadas. Espera que otros puedan tomar nota.

“Se supone que los pájaros son libres”, dice Michael. “No consigas uno para meterlo en una jaula en un rincón, interactúa y juega con ellos, son animales sociales, si eres joven y esperas tener un amigo durante muchos años. Ellos serán tus amigos para toda la vida”.

Share
Categorías:Vida

Video