Es increíble cómo a veces recordamos las pequeñas cosas de la vida, aunque sean sólo dos entradas para un partido de fútbol.

Una hija decidió comprar unas entradas a su padre para ver a la selección nacional mexicana jugar con el equipo de Estados Unidos en el Rose Bowl en Pasadena, California. Ella sabía que sería un gran regalo sabiendo que su padre nunca había estado en un partido de fútbol profesional… pero incluso ella se sorprendió al ver su reacción.

Al principio, mientras abría el sobre, no estaba muy seguro si podía creer lo que veía, diciéndose constantemente: “No, no, no, no, no…”.

©YouTube.

Su incredulidad rápidamente se convirtió en una euforia desenfrenada.

Eso se transformó en una emoción desmesurada.

©YouTube.

El padre se derrumbó y las lágrimas de alegría cayeron mientras su esposa corría a abrazarlo. Mira el vídeo completo abajo.

Share
Categorías:Vida

Video