Unas semanas antes de Navidad, un emocionado perro llamado Cook abrió con entusiasmo una caja hecha para él. Adentro había un nuevo cachorro Golden Retriever. Ambos se hicieron amigos rápidamente, mostrando afecto inmediato el uno por el otro. Según la humana Marie Ahonen, Cook se sentía un poco solo ya que su antiguo compañero había muerto varios años antes.

videoPlayerId=a8efa2588

Ad will display in 09 seconds

Cash, un Golden Retriever de 12 años, ha estado un poco sola en los últimos años, después que la otra perrita, Rosie, muriera repentinamente hace tres años. Pero la repentina pérdida de la familia no impidió que Cash fuera el buen chico que siempre ha sido, así que Marie decidió recompensar su buen comportamiento con una sorpresa especial en Navidad.

Share
Categorías: Animales

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más