Los perros necesitan ejercicio regular, algunos amigos con los que pasar el tiempo y con los que jugar, y ¡mucho, mucho amor! No hace daño si tienen un gran espacio para correr. Pero tristemente, hay mascotas que son maltratadas y abusadas, dejándolas sin estas cosas que necesitan en sus vidas.

Este Husky Siberiano, que se llama Biscuit, fue uno de los 9 perros que se mantuvieron encadenados durante toda su vida, confinados en perreras de propiedad en Kentucky. Nunca había tenido la oportunidad de estirar las patas y correr y nunca había sido capaz de hacer lo que los cachorros hacen mejor en toda su vida.

Pero por fin, él y sus amigos fueron rescatados del cautiverio, y los rescatadores sabían que tenían que ponerse al día con las simples alegrías de la vida.

Biscuit es llevado a un enorme campo lleno de árboles, pasto y muchas cosas para explorar. Al segundo que se le permite andar libremente, no duda en correr a toda velocidad.

No pasa mucho tiempo antes que esté estirando las piernas correctamente por primera vez en su vida, olfateando cada uno de los lugares que puede encontrar y aprendiendo lo que es ser un verdadero perro. ¡No puede esperar a seguir explorando por el resto de su vida!

Share
Categorías: Animales

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds