Los automovilistas japoneses se divirtieron un poco en la carretera cuando un policía de tráfico bailarín decidió ponerle ritmo a la dirección del tráfico.

Mientras dirige la congestión de autos, parece como si el policía de tráfico amante de la diversión estuviera canalizando movimientos inspirados de una discoteca. Se balancea, sacude las caderas, se pavonea y hace girar los brazos como un molinete.

Sus movimientos liberadores incluso detienen a un conductor en su camino. ¡Tal vez él o ella no podía creer la escena inesperada que se desarrollaba justo en medio de la carretera! Echa un vistazo a sus movimientos y ríete un poco.

videoPlayerId=08155c83a

Ad will display in 09 seconds
Share
Categorías: Entretenimiento

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds