Graduarse de la escuela secundaria o de la universidad es realmente un logro muy emocionante para los estudiantes y las orgullosas familias de todo el mundo. Pero para los padres que son miembros de las fuerzas armadas de Estados Unidos, este es un momento es difícil. Por mucho que estos dedicados militares quieran asistir en persona a la ceremonia, suelen estar desplegados en el extranjero para ese momento.

Senior Tyler Solomon ya se había preparado para esta realidad, cuando recientemente entró al campo de fútbol de Marshfield High School, Massachusetts, vestido con su toga y birrete verde, el graduado sabía que su padre, el sargento Damon Solomon, lo animaría desde lejos.

El anciano Salomón estaba en su quinta misión en Kosovo, a kilómetros de distancia, en el sudeste de Europa. O al menos, eso es lo que Tyler Solomon creía.

“Me imaginé que no le sería posible volver a casa”, dijo Tyler a WCVB, filial de ABC News. Así que cuando 337 miembros de la Clase Marshfield de 2018 se reunieron como estudiantes de secundaria por última vez, Tyler estaba esperando una simple fiesta de graduación después.

Pero Tyler no se dio cuenta que su padre había planeado una sorpresa especial. Damon Solomon había coordinado un permiso de ocho días para poder ver a su hijo recibir ese diploma tan merecido.

Damon Solomon explicó que había estado planeando asistir a la ceremonia de graduación de su hijo aproximadamente durante un mes. “Solo se nos permite un cierto tiempo de permiso, y solo un cierto número de personas pueden salir a la vez”, explicó Salomón, añadiendo que su comandante y sargento primero habían apoyado totalmente la idea.

Una vez que el boleto de avión de Damon de regreso a Massachusetts fue reservado, se lo contó únicamente a su novia y a su madre. También notificó al director de la escuela secundaria, quien fue fundamental para la coordinación y la logística.

Eso significa que cuando el nombre de Tyler fue anunciado durante la ceremonia, caminó hacia el podio completamente inconsciente. Entonces un anuncio imprevisto llegó por el sistema de altavoces.

“Por favor, únase a nosotros para reconocer al sargento Damon Solomon, a quien se le concedió un permiso especial este fin de semana de su quinto despliegue en Kosovo para celebrar la graduación de Tyler”.

Tyler dijo que en realidad le tomó unos momentos absorber completamente el significado de esas palabras. Pero como se ve claramente en el vídeo, sabía exactamente qué hacer una vez supo lo que sucedía.

videoPlayerId=fc1b68695

Ad will display in 09 seconds

Miró hacia el campo y vio a su padre. Luego brotaron las lágrimas por su rostro, y envolvió a su padre en un enorme abrazo.

“Otras familias han vivido esto con sus seres queridos en el extranjero”, dijo Damon Solomon, añadiendo que la mayoría de la gente “entiende que es por un bien mayor”. Pero subrayó que este momento particular, este feliz reencuentro entre padre e hijo, vivirá para siempre en su memoria.

Share
Categorías: Historias

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds