Siempre se dice que los gemelos tienen una conexión muy especial, como si compartieran una intuición entre ellos que los conecta de una forma que muchos de nosotros no podemos entender. Pero que no es difícil imaginar, finalmente, los dos compartieron el mismo lugar desde antes de nacer.

Por ello es que cuando cosas malas pasan, siempre podemos confiar en que los hermanos estarán ahí para ayudarse y salir adelante, incluso desde antes de nacer, así como estos gemelos.

Ellos son Rowan y Blake Lampshire, dos gemelos que desde que estaban en el vientre de su madre, les gusta tomarse de las manos y acurrucarse juntos. Incluso, ese pequeño gesto los salvó de una posible tragedia.

Los gemelos no sólo compartían a su mamá, sino que también compartían la misma bolsa amniótica, esto planteaba un grave problema pues cabía la posibilidad de que sus cordones umbilicales se enredaran y les cortaran su alimentación. Esta idea aterró a sus papás, Hayley y Charlie, quienes estaban demasiado emocionados por recibir a sus primeros bebés.

Afortunadamente, un ultrasonido los dejó en calma. En la imagen se podían ver a los gemelos tomados de la mano, como si desde ese momento supieran que compartirían su vida y nunca se abandonarían. Hayley y Charlie supieron que todo estaría bien.

Y así fue. Hoy Rowan y Blake crecen y siguen tomándose de la mano, en señal de que todo estará bien. Sus padres no podrían estar más feliz de ver a sus bebés crecer sanos y, sobre todo, juntos.

Fotos: Hayley Lampshire – Facebook.

Share
Categorías: Uncategorized

Video