Hoy en día, la sociedad está repleta de artefactos, ya sean electrónicos o a pilas, que tiene como propósito hacer nuestra vida más sencilla llegando incluso a las escuelas, y cambiando por completo la manera en la que se enseña respecto a algunos años atrás.

Llenas de calculadoras y computadoras, asistir al colegio ya no resulta ser tarea difícil, pero lo cierto es que todavía existen algunos rincones por el mundo en el que todavía se confía plenamente en la educación ortodoxa.

En China, se les enseña desde pequeños a que no se utilicen calculadoras automáticas para la clase de matemáticas, y en lugar de eso se usa la tradicional manera de contar con los dedos de las manos. Es tan requerido esto que llegan a realizar compleja operaciones sin necesidad de espiar el resultado y con una velocidad realmente impresionante.

De hecho, en occidente no es bien visto por los maestros de colegio que a partir de cierta edad, los niños utilicen sus dedos para sumar o restar, ya que se tiene la creencia de que este simboliza un retraso para el aprendizaje de las matemáticas. 

En su su lugar, en las escuelas optan por enseñar el uso de sofisticadas calculadoras, o llegar al resultado por medio de un papel y un lápiz. Nadie dice que aquellas opciones no sean buenas, pero lograr realizar complicados cálculos solo con la mente es algo aún más complejo. 

El hecho de que en las escuelas chinas sea de vital importancia implementar esta exigente técnica en los niños y de que los hace más inteligentes y aplicados, rompe con todos los tabús que hasta ahora tomábamos como una certeza.

Felicitaciones a este excelente método que hace que trabaje mucho mejor su mente y aleja a los niños de los ‘complejos’ aparatos que no hacen más que dormir su cerebro.

¡Te encantaría comenzar a implementarlo con tus hijos!

videoPlayerId=655aeb0ba

Ad will display in 09 seconds
Share
Categorías: Entretenimiento

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más