Era una comida normal en un restaurante de comida rápida para una mujer y su novio, es decir, hasta que fueron testigos de algo muy especial. Un hombre había decidido darle a un grupo de jóvenes niños de la calle una comida. Pero, lo que la hizo llorar fue la conversación entre el hombre y uno de los niños.

Patrisha Capillan estaba en un restaurante Jollibee en Filipinas con su novio cuando notó que afuera había tres niños descalzos. Al principio, notó que un hombre compraba mucha comida, tal vez mucho más de lo que una persona podía comer. Después de ordenar la comida, el hombre llamó a los niños de la calle y los hizo entrar para sentarse en una mesa y comer juntos a ellos.

Después de ver este acto de bondad desplegarse, Capillan decidió filmar el acto caritativo del hombre y subirlo a Facebook, donde desde entonces se ha visto más de 1,7 millones de veces.

En el video que filmó Capillan, se ve al hombre comiendo con los tres niños. Ella se sintió tocada mientras los observaba, pero lo más emocionante fue cuando uno de los niños que llevaba ropa verde dejó de comer y el hombre le preguntó por qué.

El niño respondió que quería llevarle comida a su madre para que ella también pueda disfrutarla. Su conversación fue tan conmovedora que Capillan lloró.

Al escuchar la respuesta del niño, el hombre bondadoso fue a pedir otra hamburguesa para que el niño disfrute. Mientras Capillan comenzó a filmar después de que esto tuvo lugar, la escena en el corto clip es, sin embargo, muy agradable.

Después de que el vídeo fue subido a Facebook, muchos internautas estaban llenos de alabanzas para el hombre, y también le agradeció por inspirarlos.

Un par de cibernautas dijeron: “Estoy muy orgulloso de ti”. Otros cibernautas expresaron su agradecimiento diciendo: “Dios los bendiga”, y felicitaron al hombre por su bondad.

Vea el vídeo conmovedor a continuación:

Créditos de las fotos: Facebook | Patrisha Capillan.

Share
Categorías:Vida

Video