En esta época caracterizada por la falta de canon artístico y en la que defender una posición coherente frente al arte parece más un arte de fascismo que de decencia académica, siempre aparece alguien con una propuesta totalmente desestabilizadora.

www.buzzfeed.com/

Ese es el caso de Ursula Goff, una estilista experimental de Kansas City, Estados Unidos que decidió llevar su admiración por Vincent Van Gogh a un nuevo nivel. Aunque a Ursula ya se le conocía por su habilidad para decolorar y tinturar el cabello, lo que decidió hacer como homenaje a su artista favorito fue recrear “La noche estrellada” en su propia cabeza.

www.buzzfeed.com/

Es cierto que la versión original es mil veces más vivida, sin embargo, hay que reconocer que no todos los estilistas del mundo tienen la habilidad necesaria para transportar una obra de arte verdadera, a un formato tan disímil como la cabeza humana.

www.buzzfeed.com/

Sin duda, los curadores museográficos tendrán mucho que decir al respecto.

www.buzzfeed.com/

Share
Categorías: Uncategorized

Video