Una singular ave invade un poblado de Alaska. En la localidad de Unalaska, a sus habitantes se han sumado centenares de aves atraídas por la abundancia de alimento que obtienen de los restos de la pesca, la actividad principal de este poblado costero ubicado en una de las islas Fox.

Ciertas aves son parte de la fauna que regularmente vive en localidades pesqueras. Pero Unalaska no atrae sólo a las aves comunes en este tipo de zonas como las gaviotas y los pelícanos. Las aves que invaden este poblado son de un tamaño aún más grande: pueden medir hasta 2 metros y medio en vuelo y pesar casi 7 kilos.

Se trata del águila de cabeza blanca o calva, también conocida como águila americana (Haliaeetus leucocephalus), que puede medir entre 85 centímetros y 1 metro 5 centímetros, es de mayor tamaño que el águila real y es propia de América del Norte que cuenta con los ejemplares de mayor tamaño en Alaska.

Águila americana en Unalaska. (Imagen: captura de pantalla/Youtube)

Su hábitat preferido está en las cercanías con grandes extensiones de agua y su alimento principal son los peces, aunque también aves de menor tamaño como gaviotas y patos. Como ave carroñera se alimenta también de restos de la pesca e inclusive robando alimentos de aves menores en localidades pesqueras.

El águila americana es el emblema de Estados Unidos, era sagrada en pueblos nativos y goza de protección por la mortalidad temprana -que puede llegar hasta el 75% debido a pesticidas, caza y contaminación, según información del sitio Águilas del Mundo- por lo que esta ave de gran tamaño también es intocable en Alaska.

Las águilas invaden Unalaska. (Imagen: Captura de pantalla/Youtube)

Así que los poco más de 3 mil habitantes del poblado se han ido acostumbrando a convivir con esta majestuosa especie que ya llega a los 600 ejemplares, cuyo gran tamaño y forma de alimentación impacta por su gran pico y garras que pueden resultar atemorizantes.

Incluso hay anuncios que alertan a la población de la frecuencia de estas grandes aves en Unalaska, dado que pueden ser agresivas cuando se alimentan y mientras las hembras anidan. Pero es también para que los habitantes se protejan, pues su excremento cae cuando el ave va en vuelo y es mucho más molesto que el de palomas o cuervos.

 

Uno de los lugares que han elegido para anidar estas imponentes águilas es la estación de correos, lo que hace que los empleados y usuarios transiten el lugar con precaución, como lo ha mostrado el video de Great Big Story. Esta convivencia puede agravarse con el tiempo, a medida que la población de águilas siga aumentando apoyada en protección y suficiente alimento.

Share
Categorías: Uncategorized

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds