¿Te cuesta arrancar con tus actividades los lunes? Pues en Japón, los empleados tienen la posibilidad real de quedarse a descansar un lunes de cada mes.

Así es.

El gobierno de Japón quiere que los trabajadores tengan una vez al mes un “lunes resplandeciente”.

Así es como el Ministerio de Economía espera recortar la cantidad de horas extra que trabajan los japoneses y motivarlos a llevar una vida más equilibrada entre lo personal y lo laboral.

Además, desde hace un tiempo se ha implementado el “viernes premium“, que estipula que los empleados acaben su jornada a las tres de la tarde el último viernes del mes, el día en que la mayoría recibe su salario.

Así se fomenta el consumo, además del descanso.

Claro que el “lunes resplandeciente”, así como el “viernes Premium”, son voluntarios para las empresas.

Pero, ¿por qué las autoridades japonesas quieren recortar las horas de trabajo de los asalariados?Porque esto se ha convertido en una cuestión de salud pública.

En 2016, una encuesta del gobierno en la que participaron 10.000 empleados reveló que más del 20% decía estar trabajando al menos 80 horas extras al mes.

Ya en 1960, se registraron en el país casos de “karoshi” o “muerte por exceso de trabajo”, provocados principalmente por enfermedades cerebrales y cardíacas relacionadas con jornadas laborales largas.

De hecho, en 2017, el gobierno reconoció 236 muertes por karoshi.

A esto se sumaron 208 suicidios reconocidos oficialmente como “karojisatsu”. Esto sucede cuando un empleado se quita la vida debido a problemas de salud mental que se originaron en el centro de trabajo.

Según los expertos, estas estadísticas son solo la punta del iceberg.

“Las jornadas laborales largas en Japón son un problema fundamental que nace de la ética laboral y la cultura corporativa profundamente incrustada en los centros de empleo y el estilo de trabajo que hay en el país”, le dijo a la BBC Sawako Shirahase, profesor del Departamento de Sociología de la Universidad de Tokio.

Shirahase opina que el lunes resplandeciente y el viernes premium son iniciativas “simbólicas” del gobierno y que probablemente beneficien a un número limitado de trabajadores administrativos de grandes empresas.

Lo cierto es que el empleado japonés promedio dedicó el año pasado 1710 horas al trabajo.

Sin embargo, los expertos aseguran que muchos trabajadores japoneses trabajan más horas de las que declaran.

La cuestión es que desde los organismos de salud mental del gobierno, se está tratando de cambiar la cultura de trabajo del país.

En un ambiente en el que se valora el trabajo duro y la lealtad, los gerentes suelen esperar que sus empleados no se vayan del trabajo antes que ellos.

Según el Ministerio de Salud, Empleo y Bienestar, los trabajadores japoneses solo suelen tomarse unos ocho días de vacaciones al año, menos de la mitad de lo que les corresponde.

Cuando están de vacaciones, algunos tampoco parecen relajarse: se sienten culpables por estar inactivos.

¿No te parece extraordinario? ¿Tan difícil es para el ser humano encontrar el equilibrio justo?

Ya sabes que nos encantaría conocer tu opinión.

Share
Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds