Hablando de determinación. Cuando esta abuela se enteró de que su hijo y su nuera estaban esperando, ella lanzó una búsqueda improbable para un regalo de navidad, cuyo valor sentimental solo una persona realmente apreciaría.

Pero nos estamos adelantando. Esta historia en realidad comienza hace casi 30 años, cuando Nick, el hijo de Jan, tenía menos de un año. Como uno de sus primeros regalos navideños, recibió una jirafa de peluche que llamó Fraffy y los dos llegaron a ser tan inseparables como un niño pequeño y su manta.

©Reddit.

Fraffy ayudó a mantener a raya a los monstruos y a las pesadillas mientras el pequeño dormía. Muchos animales de peluche llegaron y se fueron durante esos primeros años, pero Fraffy ocupó un lugar especial en el corazón del niño y permaneció constante durante toda su infancia y adolescencia.

“Cuando me mudé a Chicago desde el estado de Washington a los 12 años, Fraffy era mi compañero de mudanza”, recordó Nick. Estuvo conmigo por unos años más, escondiéndolo bajo las sábanas cuando llegaban los amigos”.

©Linkedin.

Pero con el paso de los años, Fraffy fue relegado a un cajón de tocador. Y allí permaneció hasta que Jan lo encontró, justo cuando Nick se estaba preparando para casarse y mudarse a su propia casa. Cuando ella le sugirió que se llevara a su viejo amigo, él le dijo: “¿Por qué no lo conservas? Puedes mantenerlo a salvo y él puede mantenerte a salvo, como lo hizo para mí”.

Y aquí es donde la historia se pone al día.

La navidad pasada se abrieron todos los regalos, y su pequeño hijo Link ya había recibido bastantes regalos, aunque aún no había nacido. Entonces, como aquella inolvidable escena de la mañana de navidad en “A Christmas Story”, Jan le dio a Nick un paquete final con un centelleo en los ojos.

©Pinterest.

Cuidadosamente, levanté la tapa y allí estaba él: un Fraffy completamente nuevo, vibrante y aterciopelado, con cuernos, sin agujeros y entero, lleno de suave algodón. “Fue el mejor regalo de navidad que he recibido”.

©Huffington Post.

A principios de ese año, tan pronto como supo que Nick y Alyss estaban esperando, Jan había lanzado silenciosamente una búsqueda de otro peleche de jirafa. Y por fin se topó con uno en eBay por más de 200 dólares. (Ella se negó a decirle a Nick cuánto pagó realmente, pero admitió haber entrado en algunas guerras de pujas acaloradas.

Nick recientemente relató esta sentimental y sincera historia en Reddit y ha capturado los corazones de los lectores en todas partes. Especialmente aquellos que tienen un lugar especial en sus corazones por sus propios animales de peluche:

“En la izquierda esta mi viejo peluche que recibí en navidad hace 29 años. En la derecha el nuevo Fraffy que mi mama consiguió para dárselo a mi hijo”.

©Reddit.

Y en caso de que te preguntes, claro que el pequeño Link “ama a su Fraffy y a su abuela por conseguirle uno”.

©Huffington Post.

¡Compártelo si estás de acuerdo en que esta es una de las historias más entrañables de regalos que hayas escuchado!

Share
Categorías: Uncategorized

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds