Cuando una mujer estacionó en un lugar designado para veteranos afuera de una tienda de abarrotes en Carolina del Norte, al regresar se encontró una desagradable nota dejada por un espectador anónimo, quien la criticó por usar el lugar.Después de expresar sus opiniones en Internet, recibió otra nota unos días después, de la misma persona.

La teniente comandante, Rebecca Landis Hayes fue a la tienda de comestibles Harris Teeter, en Coddle Creek, Concord, para conseguir un pastel de cumpleaños en junio de 2016 y recibió un papel doblado después de regresar a su automóvil. Rebecca, que había servido ocho años como médica de la Marina, leyó la nota y escribió en su página de Facebook que estaba “arrepentida” de sus acciones.

La nota decía: “Este estacionamiento es para veteranos, señora.Aprende a leer y a tener un poco de respeto”.

Sin saber que Rebecca había servido antes, el escritor la criticó por estacionar su auto en uno de los espacios especialmente reservados para veteranos.

En su publicación de Facebook, ella escribió que era la primera vez que aparcaba en el lugar.

El espectador había asumido erróneamente que ella nunca había servido en la marina, solo por un juicio furioso.

“Lamento que no hayamos tenido la oportunidad de tener esta conversación cara a cara, y que no tengas la integridad y la fortaleza para identificarte, cualidades que el ejército enfatiza”, escribió.

Rebecca Landis Hayes – A la persona que dejo esta nota en mi parabrisas hoy en Coddle Creek, Concord, NY:

Sé que estacioné en un lugar para veteranos hoy, hacía calor. Había estado dentro y fuera de mi carro varias veces esta tarde y solo iba a tomar un minuto. Además el parqueadero estaba lleno, así que lo hice. Fue la primera vez y no lo haré de nuevo. Lo siento…

Siento mucho que no hayas podido ver mis 8 años de servicio en la marina de guerra de los Estados Unidos. Me apena que tu misógina visión del mundo no pueda concebir el hecho de que hay veteranas mujeres de la armada. Me apena que tenga que explicarle a gente como tú. En general, me apena que no tuviéramos la oportunidad de tener esta conversación cara a cara y que no tuvieras la integridad y la fortaleza de identificarte, cualidades que los militares enfatizan.

Lo cual conduce a una pregunta, yo serví a la armada, ¿Tú lo hiciste?

© Facebook | Rebecca Landis Hayes.

La publicación pronto hizo su aparición en las redes sociales, y días más tarde, recibió otra nota escrita a mano, esta vez en su consultorio médico.

La nota, que no tenía firma ni dirección de retorno, era de la misma persona que había dejado la última nota en el otro estacionamiento.

Decía en parte:

“Me encontré con tu publicación en Facebook a través de un amigo que compartió tu foto y tu estado.Me gustaría disculparme contigo.Sé que no es excusa, pero he visto a tantos jóvenes aparcar en los espacios de veteranos retirados, últimamente, y perdí la calma.Lamento que fuiste tú quien obtuvo el resultado de ese momento de enojo.Sé que fue un error y me alegro de haber visto tu publicación.Inmediatamente me sentí horrible por una situación en la que supuse que estaba defendiendo a alguien.Claramente, este no fue el caso.No merecías eso, y espero que puedas aceptar esta disculpa.Agradezco tu servicio a este país y respeto mucho a los militares.Fue un error de juicio, y nuevamente, lo siento por eso.Gracias por todo lo que has hecho”.

Rebecca le dijo a InsideEdition que apreciaba la nota.

“Creo que hubo una especie de autorreflexión”, dijo Hayes.“La disculpa parece ser sincera y la aprecio”.

Rebecca agregó que trató de averiguar si la letra provenía de un hombre o una mujer, pero fue en vano.

Share
Categorías:Historias

Video