Hoy les presentamos la ciudad abandonada más grande del mundo.

Se trata de Kangbashi, la descomunal ciudad fantasma al norte de China.

Lo sorprendente es que fue construida para albergar a más de un millón de habitantes en Ordos, Mongolia Interior, pero allí solo viven 50 mil personas.

La construcción de la ciudad, a unos 23 km de Dongsheng, capital de Ordos, le costó al gobierno chino más de mil millones de dólares en 2003.

Parece que el lema de los líderes de China, “construyamos primero que se habitará después”, no dio resultado, puesto que solo cuenta con la décima parte de la población que se proyectaba.

Se cree que, además del terrible malgasto de fondos del régimen comunista y la crisis inmobiliaria, el problema fue que el lugar es muy aislado.

La cuestión es que la diferencia entre los 50.000 habitantes reales y el millón proyectado fue, sin dudas, un cálculo irracionalmente optimista.

Actualmente, los habitantes de Kangbashi gozan de mucha tranquilidad, quizás demasiada.

Los 355 kilómetros cuadrados de superficie que tiene la ciudad están ocupados por estructuras muy interesantes, como el súper moderno Museo Ordos y las grandes avenidas sin gente.

¡Tanto espacio bien planificado, con edificaciones flamantes  pero casi sin moradores!

Mientras tanto, en las principales ciudades de China, la superpoblación  obliga a la gente al hacinamiento.

¿Una contradicción que refleja el absurdo pensamiento del gobierno chino?

Nos encantaría conocer tu opinión.

videoPlayerId=ac91ad892

Ad will display in 09 seconds
Share
Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más