La pequeña Juliet, tiene tres años de edad, y no pudo esperar a que comenzara la fiesta de cumpleaños de su mamá ¡para comerse el pastel!

La descubrieron cuando, inesperadamente, Juliet le dijo a su mamá que “necesitaba lavarse las manos”… y lo más divertido es que ella negó haber probado el pastel aunque su rostro lleno de chocolate la delató.

videoPlayerId=6d9119d8d

Ad will display in 09 seconds
Share
Categorías: Entretenimiento

Video Destacados

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

Mãe se diverte com seu bebê usando um aplicativo que troca os rostos. Vídeo hilário!