Los perros tienden a tener una relación de amor-odio con el agua. O la evitan como la peste, o se zambullen de cabeza en ella. Esto es extraño, ya que muchos perros no tienen ningún problema en mojarse en charcos de barro. El perro en el siguiente video cae en la última categoría. ¡No se cansa del agua!

Tal vez la presión de los chorros de agua se sintió tranquilizante en la espalda. Este divertidísimo perrito sigue tarareando, tal vez porque lo estaba disfrutando mucho. Parece haber alcanzado el estado más relajado del ser. Cuzzie realmente nos da a todos algunos de los principales objetivos de relajación.

Al perro le encanta bañarse en el jacuzzi. Se ve como en casa. La mirada de pura felicidad en su rostro es inconfundible.

Mira sus graciosas expresiones a continuación:

videoPlayerId=0c4dd87b3

Ad will display in 09 seconds

¡Comparte!

Share
Categorías: Animales

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más