Lynn Tran y Richard Hazen construyeron la casa con la que soñamos todos en la infancia: una casa del árbol frente al mar.

Gastaron 30.000 dólares construyendo una casa de dos niveles junto a su casa de alquiler en Florida que cuenta con una hamaca, ventanas y un mirador al Golfo de México.

Sin embargo, este espacio aparentemente sereno se ha convertido en una pesadilla para la pareja.

Fuente: Daily Mail.

Antes de que Lynn y Richard construyeran su “sueño de la infancia” en 2011, fueron a preguntar a los funcionarios de la ciudad de Holmes Beach si necesitaban un permiso para construir su casa del árbol.

“Adelante, no se requiere ningún permiso, solo asegúrense de que nadie se caiga”, le dijo a Richard un funcionario de urbanismo.

Curiosamente, los funcionarios no solicitaron dibujos o bocetos, ni tampoco requirieron que la pareja completara ningún tipo de pautas.

“Había cinco funcionarios en la habitación y nadie me pidió que completara nada”, dijo Richard.

Fuente: Daily Mail.

Ahora que se ha construido la casa árbol, los funcionarios están obligando a la pareja a derribarla o a obtener un permiso PDEP, que es poco probable que se les conceda porque la casa del árbol viola los códigos de zonificación costera y normas estructurales.

Hasta que la derriben, la pareja enfrenta una multa de 50 dólares diarios y no pueden permitir a los huéspedes que alquilan su propiedad el acceso a la casa árbol.

Han peleado con las autoridades locales por este asunto durante años, y ahora su última parada es la Corte Suprema.

En 2013, Richard envió una carta a la FDEP (la oficina del alcalde) y a los funcionarios municipales de Holmes Beach para que la casa árbol no fuera demolida:

“Dejen de destruir un sueño de la infancia, una obra de arte y llena de creatividad. Por favor, detengan el conflicto, dejen de perder tiempo y recursos por una inofensiva doble cubierta en el árbol. Esta no es una casa de 230 m² con 3 pisos. Es una doble cubierta parcialmente cerrada, con menos de 23 m² cada una y una plataforma de escalera de menos de 7 m²… Vivamos en paz y armonía en la isla Anna Maria sin más disputas por una agradable casa árbol”.

 

Fuente: Daily Mail.

Lynn y su esposo no están dispuestos a abandonar su “refugio”, a pesar de acumular miles de dólares en honorarios legales.

“Parte de mí todavía cree que tiene que haber justicia y que no hicimos nada malo”, dijo Lynn.

Una petición en Internet para salvar la casa árbol ha recogido más de 1.000 firmas, y la pareja dijo que muchos han admirado la hermosa estructura.

 

Fuente: Daily Mail.

Sin embargo, no todos tienen la misma opinión. Algunas personas no consideran la estructura como una casa árbol, considerando el modo extravagante en que fue construida.

El alcalde de Holmes Beach, Bob Johnson, dijo que los tribunales se han puesto del lado de la ciudad, así que ir a la Corte Suprema es “honestamente una pérdida de tiempo”.

“Por alguna razón, estas personas tienen esta fijación con ella”, dijo.

Fuente: Daily Mail.

Se espera que la pareja reciba la última palabra del tribunal superior en algún momento de esta semana.

Share
Categorías: Vida

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds