En el partido de los Phillies contra los Blue Jays el jueves por la noche, una bola salió de su rumbo normal y se dirigió a las gradas. Su objetivo: un caballero sosteniendo a su hija que duerme la siesta.

Los resultados podrían haber sido desastrosos o desagradables. Una bola que sale de la cancha es siempre algo molesto, ¿verdad?

videoPlayerId=f3b1e1069

Ad will display in 09 seconds

No te preocupes, porque este “superpapá” la hizo muy bien y, bueno, te dejaremos ver lo que pasó.

Asegúrate de observar las reacciones de los observadores que lo rodean, que van desde atónito (dama de rojo) a asombrado (hombre de gris) o completamente apático (hombre barbudo, de espaldas a la derecha).

La pequeña hija, no entiende muy bien lo que está pasando pero no importa porque las siestas son importantes.

Share
Categorías: Deportes

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más